Menú

GESTIÓN DE PROYECTOS (ANAYA MULTIMEDIA)

Título original: Absolute Beginners Guide to Project Management

Autor: Gregory M. Horine

Editorial: Anaya Multimedia, año 2010

ISBN: 84-415-1917-x

Palabras clave: proyectos, gestión, management, metodología

Este libro trata de la materia de  gestión de proyectos y está orientado a personas que desean conocer este campo, ¡¡Que fácil o qué difícil puede llegar a ser!! Aunque es un libro editado en l año 2010 tiene partes muy aprovechables.

Pero primero, consultemos a nuestra buena amiga la Wikipedia sobre lo que significa gestión de proyectos: “es la disciplina de organizar y administrar recursos de tal manera que se pueda culminar todo el trabajo requerido en el proyecto dentro del alcance, el tiempo y los costes definidos. Un proyecto es un esfuerzo temporal, único y progresivo, emprendido par crear un producto o un servicio también único”.

El libro se divide en cuatro partes.

La primera parte trata de lo que es iniciarse en la gestión de los proyectos. Se pregunta qué es exactamente gestionar proyectos y lo que no es, habla de las funciones del jefe de proyectos y de los elementos esenciales de un buen proyecto.

La parte segunda se refiere a la planificación del proyecto. Trata de la definición correcta de los proyectos y de los principios básicos de la planificación. Una buena observación que hace el autor es que un archivo de Microsoft Project 2007 no es un plan de proyecto (es algo más amplio, y debe hacer referencia a otro documentos y planes complementarios
Esta parte también trata del desarrollo de la estructura del desglose del trabajo. Recomienda crear hitos de trabajo pequeños para que sea más fácil de controlar. El desglose es diferente al calendario, el calendario recoge las dependencias entre tareas, las tareas programadas y las asignaciones de tareas, el desglose no las contempla.esquema

Se habla de cómo hacer buenas estimaciones de trabajo (crear un calendario realista), de cómo desarrollar adecuadamente el calendario del proyecto, y de la determinación del presupuesto del proyecto.

La parte tercera se refiere al control del proyecto. Explica las técnicas efectivas del control, la gestión de los cambios (que pongamos como nos pongamos son inevitables y hay que tener un plan previo para afrontarlos) y la gestión de los entregables, (es tentador no prestar atención a los entregables porque parece demasiado trabajo, pero que resulta ser una parte esencial para la satisfacción de los clientes).

Afronta la gestión de los problemas del proyecto, que como en el caso de los cambios, también son inevitables, por lo tanto es mejor tener un procedimiento que permita documentarlos, comunicarlos, alinearlos con los costes y solucionarlos.

Otros apartados son la gestión de los riesgos del proyecto, (identificar y prepararse contra cualquier amenaza hacia los factores críticos de éxito antes de que sucedan) y la gestión de la calidad de proyecto (la satisfacción de las necesidades reales de los clientes).

La parte cuarta, y última, se refiere a la ejecución del proyecto. Trata de la dirección (la diferencia entre gestionar y dirigir y como novedad habla de la “dirección servil”), la gestión de las comunicaciones (que se refiere a todos los medios de interacción, ej. Informes, presentaciones, registros, etc.), la gestión de las expectativas (diferente a la alcance), las claves para incrementar el rendimiento del equipo, la gestión de las diferencias (cuando existan diferencias culturales o étnicas o de otros tipo), la gestión de los vendedores del proyecto y la finalización del proyecto (qué difícil parece pero que es sencillo utilizando una lista de control).

En fin, como valoración, se trata de un buen manual de inicio, válido para todo tipo de proyectos y por eso se le perdonan algunas pequeñas ausencias como no hablar de la ruta crítica, (es excusable porque se trata de una introducción a la gestión). Le falta un poco de profundidad pero eso queda para libros más concretos de gestión. Está orientado para ser un libro de entrada al mundo de la gestión de los proyectos.

Tiene de positivo que enfoca este tema de la gestión de proyectos con mucho sentido común y eso es realmente bueno, pues no se complica mucho, (gracias a Dios), porque parece que está de moda lo absurdamente complicado. No habla de fórmulas milagrosas (que no existen).

Como el autor es americano, no habla de lo complejo que es para las  empresas españolas  cuando deben gestionar proyectos contando con estructuras funcionales o matriciales.

Valoración: 6/10.

THE PRINCIPLES OF BEAUTIFUL WEB DESIGN

Título original: The Principles of Beautiful Web Design

Principles of a beautiful web design

Autor: Jason Beaird

Editorial SitePoint, febrero 2007/ 2010

Páginas: 168

ISBN: 0975841963

Palabras clave: diseño web, Internet, maquetación, tipografía, color, texturas, composición.

OK, de acuerdo, las webs tienen que ser usables, accesibles y poseer una buena arquitectura de la información. Pero, ¿No nos olvidamos de algo?, ¡También tienen que ser agradables de ver!

Jason Beaird nos habla en este libro de realizar webs atractivas visualmente, que entren por los ojos. Y lo hace desde la perspectiva de alguien que se dedica a ello desde hace tiempo y con verdadera pasión. Para ilustrar lo que explica, el autor va elaborando una web paso a paso.

Claramente nos advierte, una web no es bonita porque sí,  sino que lo es por la combinación de muchos pequeños factores que logran un resultado excelente.

En el Capitulo 1 habla de Maquetación y composición. Nos comenta las bases de un diseño bonito a través de la teoría del número áureo y del equilibrio de los elementos de la página.

En el Capitulo 2 habla  de la teoría del Color, cómo crear una paleta de color y del uso adecuado de los  colores, para que el resultado sea armónico. Aburrido  estoy de ver webs llenas de colorejos que no combinan entre sí y que hacen daño a los ojos.

El Capitulo 3 lo dedica a las Texturas, un tema pasado por alto muchas veces y que puede hacer mucho más bonita una web. Usar puntos, líneas y formas es un verdadero arte.

El Capítulo 4 es uno de mis favoritos porque habla de la tipografía (el estudio de las letras). Esto daría para muchos libros pero condensa el tema realmente bien.

El último capítulo habla de las imágenes y su tratamiento (recorte, bordes, etc). No es fácil elegir las imágenes que nuestro proyecto web necesita. Algunas fotos de pago valen su peso en oro para transmitir una imagen de profesionalidad. A veces se abusa de las imágenes y el sitio resulta recargado. En otras ocasiones las imágenes elegidas no proceden y transmiten la idea  de ser poco profesional (me estoy acordando de la moda de hace unos años de poner fotos de niños pequeños en los sitios web).

Por cierto, que este libro tenia una web propia que se podía consultar desde aquí: www.principlesofabeautifulwebdesign.com, muy interesante de visitar.

En resumidas cuentas, resulta agradable centrarse en hacer que los sitios web sean más atractivos, además de usables y accesibles.

En el año 2010 el libro recibió una buena actualización, añadiendo los siguientes puntos:

  • Comprensión del proceso de lo que hace al “buen diseño”, desde el descubrimiento hasta la implementación.
  • Uso del color con eficacia, desarrollo combinaciones de colores y creación de una paleta.
  • Creación de diseños agradables utilizando cuadrículas, la regla de los tercios y la simetría.
  • Empleo de texturas: líneas, puntos, formas, volúmenes y profundidad.
  • Aplicación de  tipografías para hacer que los diseños comunes se vean geniales.
  • Elección, edición y posicionamiento de imágenes efectivas.

USABILIDAD, PRIORIDAD EN EL DISEÑO WEB

Título original: Priorizing Web Usability

¡NO ME HAGAS PENSAR!

Título Original: Don’t make me think!no me hagas pensar

Autor: Steve Krug

Editorial: Prentice Hall

ISBN: 9788483222867

Palabras clave: usabilidad, diseño web, Web 2.0

Lo primero que hay que decir de este libro son dos cosas: que es un libro de culto dentro de la usabilidad y que es bastante corto, unas 200 páginas. Si a eso le sumamos el hecho de  que está escrito con un gran sentido del humor, pues ¡no sé que estais esperando para ir la la librería a comprarlo! No os decepcionará.

Pero primero definamos lo que es la usabilidad según la Wikipedia, pues es el tema principal del libro:

“La usabilidad (del inglés usability) es la facilidad con que las personas pueden utilizar una herramienta particular o cualquier otro objeto fabricado por humanos con el fin de alcanzar un objetivo concreto. La usabilidad también puede referirse al estudio de los principios que hay tras la eficacia percibida de un objeto. En interacción persona-ordenador, la usabilidad se refiere a la claridad y la elegancia con que se diseña la interacción con un programa de ordenador o un sitio web.”

Vamos a ir al grano, en su primer capítulo, “No me hagas pensar” el autor se pregunta ¿Cual es la relación entre la usabilidad y las webs?, muy sencillo: que si algo es muy complicado de usar, ¡Pues no se usa! En el caso de la web, se consultan otras webs mas sencillas de usar y la web deja de tener visistas.  Así se resume todo el libro, Cuando uso algo, no me hagas pensar demasiado o utilizaré para lograr lo que necesito otra web o herramientas más fácil de usar. Se requiere mucha empatía para crear un sitio web, hay que ponerse en la piel del usuario que visita la web. Eso si, la empatía no es una cualidad que brille en le curriculum vitae de los desarrolladores.

El autor, Steve Krug, advierte que no es un libro para lo que gustan de criticar los defectos de todas las webs, pues crear y mantener un sitio web es una labor que requiere respeto.

El segundo capítulo del libro “Cómo usamos realmente la web” se refiere a que los diseñadores de los sitios diseñan como si los contenidos fueran a leerse de forma minuciosa, cuando lo que realmente pasa es que los lectores pasan por los menos a 200 km/hora. Porque en Internet las webs se hojean, no se leen, pues todos tenemos prisa. Además, no siempre tomamos el camino correcto, sino el que a nosotros nos parece que podemos obtener lo que estamos buscando (cosa muy diferente),  y a todo esto hay que sumar el hecho de que a la gente le gusta adivinar y que equivocarse aquí no tiene consecuencias importantes, salvo tener que clicar en el botón “Atras”. Asumamoslo, la gente no se lee las instrucciones de uso de ninguna máquina y menos del uso de la webs.

Y con esas llegamos al capítulo tres que se titula “Diseño de rótulos 101“, que es la consecuencia lógica de todo lo dicho, si los usuarios no leen sino que hojean a toda velocidad las webs, pues diseñemos los contenidos de una forma visual muy clara, dejando clara la jerarquía visual de los contenidos y aprovechándonos del uso de las convenciones.

He de decir que me ha parecido este es el capítulo más influenciado por la obra de Jakob Nielsen “Usabilidad, prioridad en el diseño web”.

El capítulo cuatro “Animal, vegetal o mineral” y el cinco “Omisión de palabras innecesarias”, se refiere a que a los usuarios les gustan las opciones cerradas que les lleven a donde ellos quieren  y que suprimir el contenido innecersario hace que se reduzca el “nivel  de ruido visual”   en una página y la información sea más clara. El lector perspicaz ya se habrá dado cuenta de que entre  los consejos está el de no añadir instrucciones de uso de nada, (si es que nadie las va a leer).

Los capítulos seis y siete “Señales en la calle y migas” y“El primer paso para la recuperación…” se refieren a cómo evitar que los usuarios se pierdan dentro de la web. En este sentido toda ayuda para informar a usuario de donde esta en la web es poca (es decir, el tipico cartel de “Usted está aquí” que se usa en ciudades o centros comerciales o las conocidas “migas de pan” o “breadcrumbs”  utilizadas afortunadamente en bastantes webs.lot 1

“Granjeros y ganaderos deben ser amigos”, el capítulo ocho, tiene que ver con el problema de que los equipos  de desarrollo de webs (diseñadores y desarrolladores) tienen unas perpectivas y unas convicciones muy diferentes de los que es un  buen sitio web. Vamos, el eterno dilema entre arte y negocio.

¿Como solucionamos el anterior dilema?, pues como se propone en el capítulo nueve “Prueba de usabilidad 101″ y diez  “La  usabilidad como cortesía común” de forma muy sencilla,  haciendo que hable el usuario final del sitio por medio de testeos y pruebas con usuarios ficticios antes de publicar el sitio web. Creo que esta es la mejor recomendación de todo el libro, hacer testeos con usuarios para probar que el sitio es usable y eliminar los fllos más evidentes.

Por otra parte, vamos a dar otro paso, vamos a unir usabilidad y accesibilidad (capitulo diez “Accesibilidad..”), que se ha convertido en un requisito básito de todas las webs.

La accesibilidad es “El grado en el que todas las personas pueden utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas.La accesibilidad aplicada al contenido de Internet se denomina accesibilidad web. En la Web, el W3C ha desarrollado directrices o pautas específicas para permitir y asegurar este tipo de accesiblidad”. El típico ejemplo de accesibilidad es el poder aumentar el tamaños de las letras para que sea más cómodo leer los textos.

Usabilidad y accesibilidad deberían de ir de la mano y más ahora que todos los gobiernos exigen que las webs de las administraciones públicas sean accesibles para comodidad de sus ciudadanos con problemas visuales.

El último capítulo es el más irónico del libro (Ayuda, mi jefe quiere…), pues el autor se ofrece a ayudar a todo desarrollador cuyo jefe el exige que  su web haga cosas incoherentes, ej. que tenga muchas visitas y que el sitio tenga un diseño sobrecargado. Amablemente,  Steve Krug ofrece a los sufridos subalternos una batería de modelos de respuestas que él mismo ha enviado cuando le piden cosas incompatibles.  Muy bueno.

Valoración: 9/10

Actualización de la información. En septiembre de 2015 se ha sacado a la venta una edición actualizada del libro.

Esta actualización aporta una nueva perspectiva para reexaminar los principios Web actualizados y un nuevo capítulo acerca de la usabilidad móvil.

Sigue siendo divertido de leer.